domingo, 14 de febrero de 2010

Un 14 de Febrero...*]]


Se que publicó un poco tarde t.t pero espero que os guste, es un pequeño minirelato que me ha quedado un poco (bastante) raro ^^



-Ten es para tí- dijo un chico alto, con ojos azules, y el cabello negro alborotado. Al cual no había visto en mi vida, o probablemente si y no lo recordaba.
Lo ignore y volvi la vista  a mi libro.
-Genial ahora me ignora- le escuche murmurar, aparte mi libro, prestandole mi completa atención. Al ver que le miraba fijamente, me entrego una lila, la cogi con ambas manos, para apreciarla mejor, la acerque a mi y la olfatee, tenía un olor estupendo.
-¿Quien eres?- pregunté sin apartar la delicada flor de mi.
-Yo soy Matt- dijo el en un tono muy dulce
-¿Y de  dónde te conosco?-pregunte aun un poco confundida
-Tu no me conoces-aclaro haciendo que le mirara aun mas confundida- Tu vienes aquí todos los días de fiesta, como hoy, san valentin, mientras la gente esta fuera disfrutando, comprando cosas, me pareces tan enigmatica...me facisnas tanto-dijo casi para si mismo, con la mirada perdida, despues volvia a mirarme a mi, sonrojandose- Lo he dicho en voz alta ¿verdad?-dijo con frustación
-Yo soy Vay-dije restandole importancia al asunto. Me regalo una sonrisa calida. Y le invite a sentarce a mi lado.
-Y bien-dijo como quien no quiere la cosa- ¿Que haces hoy aquí?
-Aburrirme, en mi propio mundo, ya sabes-le expliqué- Odio san valentin y el significado que ha ido adquiriendo, como el resto de las fiestas- confese.
-Tienes razón desde una simple lucha por parte de un cura, San Valentin, para impedir un atentado contra el amor hasta terminar comprando cajitas de chocolate, flores, solo consumismo- concluyo. Le mire ironica señalando a la flor que aun sostenia entre mis manos- Me referia a las rosas, miles de rosas que acabaran tiradas a la basura, esta en cambio tiene un significado diferente, significa: juventud, inoccencia....-dijo inacabada su significado. Le mire con suspicacia.
-Y primer amor ¿no?- añadí- Mi madre es florista- expliqué
-Bueno a las cosas les puedes dar el significado o la importancia que tu quieras- dijo restandole importancia, pero el rojo de su cara lo delataba.
-Tienes razón, ¿pero que te puedo dar ahora yo a ti?-le pregunte, girandome totalmente hacia él.
-Nada, no quiero nada-respondio encogiendose de hombros.
- Acercate, ya se lo que te voy a regalar- primero me acerque a su odio y le murmure muy bajito- Te voy a regalar algo muy especial, te regalaré mi primer beso- y al terminar de decir esto me acerque mas a su cara biendo una chispa de sorpresa en sus ojos que al cabo de pocos segundos se transformo en una chispa de ilución. Cerré el espacio existente con un beso, un poco torpe pero dulce y calido. Me separe de él y vi su expresión anonada.
Cerre mi libro, cogi la flor, y él seguia sin moverse. Me levante y le di un beso en la mejilla.
-Feliz San Valentin- murmure y salí de aquel lugar.

7 comentarios:

V * dijo...

Es la historia más bella que he leído este San Valentín! Tan dulce, tan inocente...
Feliz día a ti tb preciosa! Escribes de una forma tan tierna, qe me ha fascinado, no canso de decírtelo :)

atenea dijo...

Q bonito!!:D
siempre tan tan simple....:)
te a quedado genial
molto bene sigue asi :P

~Majo~ dijo...

Hola, soy nueva en esto del blog
pero he encontrado el tuyo y me ha gustado mucho, la entrada te ha quedado muy linda

Marina dijo...

Oh que monos! :)
Ya me gustaría a mí vivir algo así

amarte y desperte dijo...

oooh ME ENCANTA :)

Esther dijo...

¡Je,je! ¡Qué divertido! Yo no haría eso ni por asomo,creo, pero, es bonita tu historia. Lo que se diría amor a primera vista.

Saluditos, super escritora :) Me ha gustado mucho y yo como la protagonista: odio San Valentín.

StrawSes :D dijo...

Jenn! te ha quedado muy mona! ^^
Pero no hay chavales así en el mundo... TToTT